Embarazo

Noveno mes de embarazo: ¿Cuándo nacerá mi bebé?

noveno mes de embarazo

La dulce espera está llegando a su fin, ¡estás en el noveno mes de embarazo! ¡tu último mes! Y por fin, muy pronto, vas a poder ver la carita de tu bebé, besarlo, abrazarlo y achucharlo todo lo que quieras. Seguro que tanto tú como el papá tenéis muchísimas ganas de que ese día llegue, pero no os impacientéis, recordad que desde la semana 37 a la 42 puede salir el bebé en perfectas condiciones, es decir, puede adelantarse o retrasarse un poquito respecto a la fecha probable de parto.

¿Cómo es el bebé en el noveno mes de embarazo?

El pequeño coge carrerilla en su desarrollo pues tiene que prepararse para su vida en el exterior de tu barriga, donde se encuentra protegido y cuidado al máximo.

En la semana 36 pesará 2,7 kg y medirá 50 cm, en la 37 serán 2,9 kg y 50 cm, en la 38 llegará a los 3,150 kg y 51 cm y en la 39 serán 52 cm y cogerá algunos gramos. Finalmente en las semanas 40-41-42 podrá pesar entre 2,7 kg y 4,500 kg y medir entre 48-55 kg. Todos estos datos son meramente estimativos pues en los últimos meses y semanas es donde más diferencias entre unos bebés y otros podemos encontrar, tanto en peso como en altura.

Los sistemas vitales del bebé se preparan en el noveno mes de embarazo para su supervivencia en el exterior. Su sistema digestivo comenzará a funcionar en cuanto tome las primeras gotitas de calostro que le esperan en los pechos de mamá tras su nacimiento, y así, con la subida de la leche comenzará a madurar y prepararse hasta que pueda comenzar a tomar otro tipo de alimentos a partir del sexto mes.

Resulta importante saber que si el bebé nace a partir de la semana 37 ya se considera un embarazo a término, por lo que no existen riesgos de complicaciones y podrá sobrevivir perfectamente fuera de tu barriga. Ahora, básicamente está engordando más y continua practicando la succión de su dedo y la respiración para su debut en el parto. En estas semanas también se desprenderá del vérnix y el lanugo, y su cerebro continuará creciendo y desarrollándose rápidamente.

Aproximadamente, la mitad de los bebés deciden quedar un ratito más en la tripa de la madre pues están muy a gusto. Así que, no te preocupes si la semana 40 llega a su fin y no nace tu pequeño. El doctor te querrá ver para que todo marche correctamente, y el pequeño aún tendrá dos semanas de margen para realizar su estelar aparición.

Este retraso en el nacimiento puede deberse a que el cálculo de la fecha probable de parto no es exacto pues se realiza partiendo de la fecha de la última menstruación, y no de la fecha exacta de concepción que es muy difícil de averiguar. Estamos hablando entonces de bebés postérmino.

Otra opción, es que el bebé simplemente quiera quedarse un poco más en su barriga (debe de ser muy cómoda) y las consecuencias son que nazca un bebé posmaduro con piel seca, agrietada, pelada y arrugada, uñas y pelo más largo, ojos más abiertos, y en general, más espabilado. Pero no te preocupes, todos esos inconvenientes de la piel es algo meramente temporal, pronto será como cualquier otro bebé.

¿Qué síntomas puedo tener en el noveno mes de embarazo?

¡Enhorabuena! Hayas tenido muchos o pocos síntomas y molestias durante el embarazo, tenemos una buena noticia para darte y es que solo te quedan unas semanas para decirle adiós a todos. Luego, te esperará el postparto, que para mí fue más molesto que el embarazo, pero lo bueno es que no dura mucho más de 40 días. Y después de 9 meses con esa pancita… ¡lo que te espera no es nada!

Este noveno mes de embarazo puedes notar cambios en la actividad fetal pues tu pequeño cada vez tiene menos espacio para moverse, así que no te preocupes demasiado si lo ves muy tranquilin y sin dar demasiadas patadas. El flujo vaginal aumentará y podrá tener mucosidad e incluso algo de sangre rosada o amarronada. También puedes tener estreñimiento, acidez, gases e hinchazón en el estómago, dolor de cabeza y mareos, congestión en nariz y oídos, encías sangrantes, calambres, dolor de espalda, pesadez y dolores en la zona pélvica, hinchazón en pies, manos y cara, ombligo hacia fuera, estrías, varices y hemorroides y presión sobre la vejiga.

Otros síntomas propios del final del embarazo son tener más o menos hambre, tiempos de máxima-mínima energía en el cuerpo, calostro que sale de los pechos, torpeza y dificultades para dormir, y las famosas contracciones de Braxton Hicks que pueden comenzar a ser algo dolorosas, pero tranquila que cuando lleguen las contracciones del parto… ¡lo sabrás!

sintomas físicos del embarazo

Emocionalmente estarás a rebosar. Ansiedad por el parto, excitación por ver la carita de tu bebé, alivio por llegar al final del embarazo… También es posible que tengas sueños e incluso pesadillas sobre el parto y tu bebé, no te preocupes, es algo normal por la impaciencia e intranquilidad que estás viviendo durante la dulce espera de tu pequeño.

Lo importante es que controles tus nervios, y no tengas demasiadas esperanzas de que el pequeño salga puntual, o la impaciencia será especialmente complicada de manejar a partir de la semana 40.

síntomas emocionales del embarazo

¿Cuándo nacerá mi bebé?

Si no puedes más y necesitas saber ya mismo el día en que nacerá tu bebé, siento decirte que aunque nos gustaría enormemente darte la respuesta, no podemos darte ese dato. ¡Ni los médicos lo podrán hacer! A no ser, claro está, que por circunstancias médicas te hayan programado una cesárea en este noveno mes de embarazo, para un día y hora concretos.

Lo que es probable es que cuando acudas a tu próxima revisión médica, tras un exhaustivo reconocimiento de tu médico, él pueda indicarte si estás aún muy verde o si ya te queda poco. Esto lo podrá valorar en función de determinados factores como si se ha producido el encajamiento en la pelvis, se ha comenzado a borrarse o dilatarse el cuello uterino, se ha comenzado a ablandar y desplazarse el cérvix, etc.

Sin embargo, estos procesos se realizan con mayor o menor rapidez en función de cada mujer y momento, por lo que es posible que te digan que estás a puntito y luego se retrase, o todo lo contrario, que te digan que te falta aún mucho y esa misma noche tengas que ir al hospital.

Lo importante ahora es que estés preparada, tengas lista tu bolsa de maternidad para el hospital y te relajes todo lo posible, sin olvidarte de hacer tus ejercicios de preparación al parto diariamente y salir a caminar. Si te encuentras muy impaciente, puedes probar con alguna de estas técnicas naturales que dicen que funcionan para apresurar el parto, y aunque no están probadas, al menos sabemos que no son contraproducentes para el bebé. Es más, hay una que yo juraría que me funcionó… ¡os cuento!

Dos de los remedios caseros más conocidos para estimular el nacimiento de tu bebé son mantener relaciones sexuales o caminar. Algunas investigaciones dicen que el semen puede estimular las contracciones, así que si a ti y a tu pareja os apetece, podéis intentarlo. La otra opción, la de los paseos, es la que yo misma utilicé. En la última semana de embarazo me sentía tan pesada y con dolor en la pelvis que había dejado de salir a caminar todos los días. Entonces llego el famoso día, la fecha probable de parto, y me empece a impacientar. Así que, a los tres días camine durante un buen rato (40 minutos ida y 40 minutos vuelta) y esa misma noche comenzaron las contracciones de parto. ¿Casualidad? Quizás sí, pero por probar no pierdes nada.

Tu embarazo mes a mes

Si quieres descubrir cómo será tu bebé y qué síntomas tendrás en los próximos meses de embarazo, solo tienes que hacer clic sobre el botón que te interese:

Primer mes de embarazo Segundo mes de embarazo Tercer mes de embarazo Cuarto mes de embarazo Quinto mes de embarazo Sexto mes de embarazo Séptimo mes de embarazo Octavo mes de embarazo Noveno mes de embarazo

Leave a Response

Laura

Laura

Consultora de marketing y redactora en VoyaSerMami